Como organizar mejor tu espacio de trabajo

El lugar donde desarrollas tu actividad profesional es tu templo. Ya puede estar localizada en un coworking, en tu casa o en una oficina, este rincón tiene que reunir unos requisitos necesarios para que puedas ser lo más productivo posible.

Una innumerable lista de factores influye en tu espacio de trabajo, los objetos en tu mesa, el color de las paredes, la temperatura, el ambiente… A pesar de que será imposible cambiar muchos de estos factores, el más decisivo sí que está en nuestra mano, la organización del espacio.

Para cambiar tu actitud en el trabajo, te dejamos un par de tips que escribimos en este artículo.

Un espacio de trabajo bien organizado influye en tu rendimiento laboral. No obstante, no es la única ventaja, facilita las tareas y ofrece una buena imagen de cara al público.

En este post queremos enseñarte 6 consejos para organizar tu espacio de trabajo.

La mesa, la máxima prioridad

En gran medida, la parte principal del despacho de todo trabajador es su mesa. Ese rincón donde organizas tus herramientas de trabajo, los papeles, la decoración, el café de las mañanas y el periódico. La mesa es el lugar donde reúnes todas las cosas que van a formar tu día, y como no, esto suele ser un caos.

Es muy beneficioso tener tu mesa ordenada en la oficina

Tener la mesa desordenada solo genera desventajas. Primeramente, nuestra mente nunca estará tan concentrada que si estuviera limpia, además no es la mejor imagen de presentación ni para los clientes ni para los jefes.

Sin olvidar de el gran estrés que genera no encontrar las cosas e incluso perderlas.

Ordenar nuestra mesa hace mucho más por nuestra productividad que pasar más rato trabajando. El escritorio debe ser solo para lo esencial: ordenador, teléfono, bloc de notas, bolígrafos, botella de agua. Los cajones pueden contener todo lo demás.

Deshazte de lo que no usas

Una de las tareas más difíciles para cualquier trabajador. De repente todos los objetos de la oficina se vuelven indispensables. Incluso los que hace tiempo que no usas, lo vas a tirar y piensas ¿Y si?…

Tenemos pánico a tirar algunos objetos por si nos van a hacer falta más adelante. La realidad, es que nuestro espacio de trabajo no puede hacer la función de un trastero. Ya que, con más tiempo pases en él, acumularas tantísimas cosas no útiles que solo harán que estorbarte.

Empieza a tirar las cosas que no utilices y aquellas que todavía te dé un poco de miedo intenta guardarlas en casa o en otro lugar para que no afecten a tu lugar de trabajo.

Evita los cajones desordenados

Los cajones en la oficina pueden ser caóticos. En algún momento del día cuando algo nos estorba lo guardamos ahí y después de unos meses… Tenemos miles de cosas que no necesitamos y que incluso no sabíamos que estaban ahí.

Organizar los cajones es un paso hacía la tranquilidad. Saber que tenemos y donde, proporciona serenidad. Además, siempre es muy cómodo tener un cajón con material de oficina o papeles importantes a mano.

Ordena el papeleo

Acumular papeles siempre da dolores de cabeza. En relación a los puntos anteriores, cuando no quieres invertir tiempo en ordenar, acabas perdiendo más tiempo en buscarlo más adelante.

Tener los papeles desordenados es poco productivo

A simple vista los papeles son todos iguales, por eso es tan importante organizarlos y ordenarlos. Clasificar los papeles importantes es una decisión que nos puede llevar tiempo, pero también un punto de partida para seguir ordenando los nuevos papeles progresivamente.

Además, no deja de ser una gran ventaja tener los papeles a mano y sabiendo a conciencia donde se encuentran.

Buena iluminación

La iluminación es uno de los factores más importantes para mantener la concentración y sentirse inspirado. En muchas ocasiones no le damos relevancia a este aspecto y no escogemos la luz adecuada. Si en tu lugar de trabajo tienes luz natural, por supuesto, ¡Aprovéchala!

No a todas las personas les gusta trabajar con la misma luz, eso es una realidad. No obstante, tener una buena visión de las cosas que realizamos en nuestro espacio de trabajo es esencial. Para trabajar la mejor tonalidad de luz que podemos escoger es la neutra, ya que es blanca sin necesidad de ser estridente.

Limpieza

La limpieza es la práctica de mantener el lugar de trabajo libre y ordenado. Tienes que ser constante, incluso crear una pequeña rutina para no dejar que las cosas que no necesitas se acumulen.

Manten limpio tu despacho para trabajar mejor

Cuando tu entorno está limpio y despejado, la mente también lo está. Un lugar limpio genera bien estar y esto influye en tu productividad.

En definitiva, el lugar de trabajo debe ser un espacio funcional que esté diseñado para que puedas ofrecer tu mejor rendimiento. Ten en cuenta que no es el salón de tu casa, el espacio de trabajo debe ser cómodo, sí, pero orientado siempre a la organización y la productividad.

Trabajar en un coworking puede ayudarte a separar tu vida personal de la profesional, y esta es solo una de las ventajas que pueden proporcionarte estos espacios de trabajo, puedes conocer el resto en este artículo.

Esperamos que apliquéis estos consejos y no dejéis de crecer profesionalmente

¡Feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *